Ames Room, ¿podemos fiarnos de lo que vemos?

empleabilidad-empleo-habitacion ames-innovarEn ocasiones lo que vemos no se corresponde con la realidad, un ejemplo claro es la habitación de Ames, si no has oído hablar de ella, es una habitación con una perspectiva deformada.

Tus ojos ven una habitación y tu cerebro interpreta una habitación con iguales características que el resto, es decir, mismas distancias del techo al suelo desde cualquier punto, pero no es así, es lo que nuestro cerebro interpreta.

Eso mismo puede ocurrirnos en nuestro día a día. Constantemente realizamos suposiciones sobre lo que vemos, por eso mantener una mente abierta frente a  lo que percibimos a nuestro alrededor, nos hará equilibrar lo que el cerebro espera ver y lo que realmente ve, ajustando las influencias y cómo percibimos lo que tenemos delante de nuestros ojos.

Aprovechemos que nuestro cerebro se adapta a los cambios, hagamos los ajustes necesarios y démonos la oportunidad de mejorar nuestro día a día, viendo las cosas con otros ojos.

¡Gracias por tu comentario y por compartir el post!

 

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s