Es hora de romper con el Edadismo ¿lo eliminamos?

Las consecuencias profesionales de sufrir discriminación por edadismo son terribles para el profesional, crea barreras de inseguridad y miedo, derriba la autoestima, genera estrés, entre otras consecuencias que también le afectan a su vida personal.